Siete errores que cometes al usar la cámara y arruinan tus fotos

Hay errores que cometes al usar la cámara y arruinan tus fotos. Sabemos que no lo haces a propósito y que la mayor parte del tiempo es involuntario. Sin embargo muchas de las equivocaciones son por escaso conocimiento de algunas reglas básicas y otro tanto por falta de práctica.

Los teléfonos móviles vienen con cámaras cada vez más potentes y son ampliamente mejores que hace 10 años. Por eso es bueno conocer qué errores cometemos al usar la cámara y qué aciertos podemos tener si seguimos algunas reglas básicas.

El objetivo no es que seas un fotógrafo profesional pero sí que las fotos que hagas no luzcan como si las hubieras hecho con móvil del 2003.

Siete errores que cometes al usar la cámara y arruinan tus fotos 

1 – Usar siempre el flash

Está oscuro y quieres hacer una foto, entonces usar el flash parece un paso lógico. Sin embargo no siempre es así. La luz extra del teléfono no es una ayuda garantizada. Sirve cuando el objeto está cerca y necesitamos definición. Pero cuando quieres tomar un paisaje, un recital o hacer una toma amplia, el flash no sólo no te ayudará sino que arruinará tu foto. Probablemente terminará iluminando lo que tenga más cerca y, por ende, oscureciendo el fondo, generando una foto que no mostrará lo que quieres retratar.

Lo aconsejable es utilizar el “modo noche” que tenga tu cámara o usar manualmente la apertura de diafragma de la cámara para que entre la mayor cantidad de luz que haya disponible.

2 – Abusar del zoom

Los teléfonos móviles más nuevos vienen bien equipados en su capacidad de hacer acercamientos con la cámara. Sin embargo esto no significa que debas utilizarlo todo el tiempo. Las cámaras de los smartphones tiene la capacidad de hacer un zoom tradicional hasta cierto punto y luego lo hacen de forma digital. En su formato digital pueden captar objetos a bastante distancia pero sacrifican calidad para lograrlo. Si estás al aire libre, es día y tu objeto está lejos es una opción válida usar zoom. Pero si, por el contrario, es un objeto cercano y no hay mucha luz acércate con la cámara y ganarás en calidad fotográfica. Evita el zoom siempre que puedas y lograrás imágenes más nítidas.

3 – No usar otras apps para hacer fotos

Quizá eres de esas personas que están conformes con la aplicación de cámara que trae el móvil por defecto. Pero si quieres más opciones, hay varias apps que traen más y mejores funciones y dan posibilidad de hacer fotos más “pro”. La lista es larga pero puedes instalar Google Camera, VSCO, Open Camera y muchas más para experimentar una forma diferente de hacer fotos. La gran mayoría de estas aplicaciones tienen una versión gratuita con múltiples servicios. Luego, si alguna realmente te gusta o te resulta útil,puede decidir si la opción de pago te ayudará aún más para hacer fotos de calidad.

4 – No practicar con la cámara

Empezar a familiarizarte con la cámara nativa -o con las apps- probando sus opciones es una buena forma de mejorar las imágenes que hagas. Una buena forma de aprender en estos casos es hacer muchas fotos de prueba que luego podrás borrar sin culpa. Mira las diferencias entre una foto con zoom “natural” y digital o prueba como se ve una imagen con flash y sin él. Pasar tiempo practicando es la única forma de aprender. Aquí dejamos unos consejos que siempre ayudarán a hacer una buena foto. Además puedes explorar sitios de fotografía de las marcas reconocidas para conocer qué recomiendan ellos sobre cómo hacer fotos profesionales,

5 – Compartir la misma foto muchas veces

¿Eres de los que hacen muchas fotos iguales y las comparte a todas en un solo posteo en redes sociales? A nadie le agradas, es hora de que lo sepas. En realidad es una buena costumbre hacer varias fotos similares ya que te ayudará a conseguir el objetivo que buscas. Pero una vez logrado el objetivo, no hay necesidad de compartir todo el proceso. Borrar imágenes repetidas no está mal, es más, es necesario. Cuando acumulas imágenes similares también ocupas espacio que podría servir para fotos diferentes. Si varias fotos quedaron bien hechas, elige una y compartela. En este caso la vieja regla de “menos es más” se aplica perfectamente ya que tu foto no mejora si compartes 20 imágenes muy parecidas.

6 – Usar filtros en vez de editar

Este es otro error muy común que muchos cometen. La culpa es de las redes sociales que, de a poco y con Instagram a la cabeza, comenzaron a incluir filtros para cambiar la apariencia de una imagen. No está mal pero limita mucho las posibilidad si solos usas los efectos predeterminados. Aprender a editar te ayudará no sólo mejorar tus fotos sino a tener mejor control de lo que quieras mostrar. Editar no es solo estilizar al estilo “Valencia. Editar es recortar, enfocar, iluminar, centrar, saturar, etc. Actualmente las aplicaciones de cámaras vienen con estas opciones incluidas y deberías incluirlas en la práctica que recomendamos más arriba. Bien editada, una buena foto puede ser una gran foto.

7 – Hacer todas las fotos verticales

Este es otro error que surge por culpa de Instagram. En realidad no es malo hacer fotos verticales, el problema es cuando haces todas tus tomas así. Es verdad que muchas veces no nos detenemos a pensar y simplemente abrimos la cámara y hacemos una foto. Pero incluso esa misma imagen, si la editamos, puede pasar de vertical a horizontal si vale la pena. Este consejo va principalmente para cuando te pongas a hacer varias fotos. No pienses solo en qué red social aparecerán las imágenes sino también que quieres mostrar en cada una de ellas. Y no te hagas problema si una foto no salió como esperaba, siempre hay opciones para arreglar una mala toma.