Guerra de navegadores: Chrome lidera y Edge le quita el segundo lugar a Firefox

Google Chrome lidera y Edge le quita el segundo lugar a Firefox. El crecimiento del navegador nativo de Microsoft es la gran novedad no sólo por su crecimiento sino por la aceptación de los usuarios.

Así, parece haber quedado atrás la burla por haber dominado el mercado y ser superado luego por sus competidores por no prever las necesidades del usuario.

Chrome lidera y Edge le quita el segundo lugar a Firefox

El navegador de Google es imbatible. Chrome tiene alrededor del 70% del mercado pero en el primer trimestre del 2020 Microsoft Edge logró desbancar a Firefox del segundo lugar.

Según un informe de Netmarketshare, el navegador de Mozilla ha caído en el interés de los usuarios en un año. Firefox pasó así de tener 9,27% del mercado en marzo de 2019 a poseer 7,19 % en marzo de este año.

El responsable de este descenso es Edge, que en el mismo periodo pasó de ocupar el 5,20% del mercado en marzo de 2019 a alcanzar 7,59% este primer trimestre del año. 

Edge este año estrenó logo y crecimiento en el mercado

En la proporción parecen números pequeños pero para un navegador que no generaba demasiado interés hasta hace muy poco, es un avance importante.

Sin embargo el liderazgo está muy lejos como meta. Google Chrome está a la cabeza y en un año ha crecido aún más. Pasó del 67,88% del mercado en marzo de 2019 al 68,50% en marzo de este año, según el mismo informe.

El ranking lo completan Internet Explorer 11 con 5,60% del mercado, Safari, que es el navegador de Apple, con 3,62% y Opera con 1,14%.

Un poco de historia

La noticia del crecimiento de Edge es relevante porque Microsoft dominaba el mercado cuando las conexiones a internet hogareñas comenzaron a popularizarse a fines del siglo XX. Incluso arrancó el siglo liderando con el famoso Internet Explorer y aunque nacieron varios competidores como Opera o Mozilla Firefox, parecía que nadie iba a destronar a la herramienta nativa de Windows.

Pero los tiempos cambiaron y con la llegada de Google Chrome en 2008 sumada a la constante actualización y mejora de Firefox terminó el reinado del navegador de Microsoft.

La escasa actualización de Explorer y su lentitud le hizo perder seguidores y ganar burlas. Actualmente varias cuentas de Twitter bromean sobre la demora del navegador y lo muestran compartiendo viejas noticias como si fueran recientes.

Así en 2015, la empresa de Bill Gates decide “matar” a Internet Explorer y lanzar una nueva versión llamada Edge.

Viene instalada por defecto en las versiones de Windows 10 pero Microsoft aprendió la lección, y al igual que su competencia fue dotando al navegador de diversas funcionalidades como aplicaciones y refuerzos de seguridad para la privacidad.

En cinco años de vida Edge logró dos conquistas muy valiosas: sedujo a los usuarios y cosechó buenas críticas de los expertos en seguridad.

La empresa incluso fue por más y lanzó versiones para móviles, tanto para Android como para iOS. De esta forma hacía lo mismo que Google y Apple habían hecho antes con sus propios navegadores: los ponían a disposición de otras plataformas más allá de las propias.

Claro que no todo fue crecimiento. En 2018 Microsoft pensó en retirar a Edge porque a pesar de tener buena valoración, no era el preferido de los usuarios de Windows.

Sin embargo el crecimiento reciente la da un poco más de vida y una oportunidad de probarlo a quienes no lo conocen aún.