Cómo compartir internet desde el móvil a una PC a través del cable USB

Compartir internet desde el móvil a una PC a través del cable USB es un opción muy útil. Es de gran ayuda cuando utilizas una computadora de escritorio que no tiene Wi-Fi.

La opción de compartir la conexión de internet de tu smartphone existe desde hace tiempo y es fácil de activar, aunque muy pocos saben acceder a ella cuando se necesita hacer por cable. 

Esta guía es especialmente útil cuando el servicio de internet que posees en tu hogar anda lento o se corta y necesitas seguir utilizando tu PC.

Compartir internet desde el móvil a una PC a través del cable USB

Para poder activar esta función es necesario conocer la ruta para llegar hasta la opción. Los nombres de cada paso pueden variar de acuerdo a la versión de Android que tengas pero servirá igualmente de guía. 

Lo primero que hay que hacer es entrar a los ajustes de Android. Allí hay que buscar Redes e Internet y luego Zona Wi-Fi/Compartir conexión. Finalmente aparecerá la opción Compartir conexión por USB. Vale aclarar que la opción se habilita sólo cuando el teléfono móvil está conectado a la PC a través del cable USB. 

En otras versiones de Android la ruta puede ser ligeramente diferente y se puede encontrar en Configuración/Ajustes, luego debe ir a Conexiones. Allí verás la opción Conexión Compartida. Una vez dentro verás tres posibilidades: conexión por Wi-Fi, por Bluetooth o por USB. Eliges esta última y ya está. 

Luego de conectar, los que usan Windows verán una ventana donde preguntará si quieren que la PC sea visible para esa nueva red. Luego de aceptar, ambos dispositivos quedarán conectados. 

Medir el consumo

El smartphone es un buen proveedor de internet para otros dispositivos pero, al igual que al usar tu móvil, debes cuidar el consumo para no agotar tu paquete de datos. Para hacerlo debes activar la función de conexión de su medido en tu computadora.

En Windows simplemente hay que ir a Configuración > Red > Conexión de uso medido.

Esta opción evita que la PC se ponga a hacer tareas extra que consumen datos, tales como actualizaciones o acciones en segundo plano. 

Al indicarle que tenemos una conexión de uso medido, limitará los datos a usarlos sólo para navegar.