Cinco consejos para guardar el smartphone en un bolsillo

Publicidad

Quizá hay más pero hoy ofrecemos cinco consejos para guardar el smartphone en un bolsillo. Y nos enfocamos en los bolsillos porque es donde la gran mayoría mete el móvil pero sin pensar demasiado sobre cómo hacerlo correctamente.

Dejaremos para otro día los consejos sobre cómo guardar el teléfono en mochilas y bolsos, porque es una situación diferente.

Cinco consejos para guardar el smartphone en un bolsillo

Aquí lo importante es destacar que más allá de donde guardes el móvil, recomendamos utilizar una funda y un protector para la pantalla. Ambos elementos son el primer consejo de seguridad a tener en cuenta cuando compramos un nuevo teléfono.

Volviendo a los bolsillos, lo primero que hay que decir, aunque sea obvio, es que no todos son iguales. También hay diferencias entre hombres y mujeres y cómo cada uno guarda el smartphone cuando sale a la calle. Pero vamos a los importante:

1 – No usar los bolsillos traseros

Es el peor lugar para guardar el móvil. Además del evidente riesgo de olvidar que lo hemos puesto allí y terminemos rompiéndolo por sentarnos encima, es también un lugar inseguro ya que está al alcance de otras manos que nos serán las nuestras. Para evitar daños y robos, hay que evitar este bolsillo.

 

2 – No usar bolsillos de camisas ni abrigos

Aquí también el olvido termina dañando el smartphone si lo colocamos en el bolsillo de una camisa. Muchas personas lo colocan allí y al agacharse, el móvil acaba en el suelo. También el teléfono puede sufrir daños si lo colocamos en los bolsillos de un abrigo ya que al quitárnoslo podemos golpearlo o puede caer del bolsillo si es ancho.

3 – No colocar nada junto al móvil en el bolsillo

Lo principal aquí, sobre todo, es evitar colocar objetos punzantes como llaves o cualquier otro elementos metálico, como monedas. El objetivo es que no rayen o quiebren la pantalla del móvil. Un mito indica que tampoco hay colocar el teléfono junto a una tarjeta de crédito en el bolsillo porque puede desmagnetizarla. No hay pruebas de que eso suceda pero es mejor no intentar saber si es verdad.

4 – La pantalla siempre hacia adentro

Este es el hábito que hay que adoptar a la hora de meterse el smartphone en el bolsillo. Y por bolsillo hablamos siempre del delantero. La razón es simple: si algo toca con fuerza en esa zona o al caminar chocamos contra algo, es mejor que el golpe lo reciba la parte trasera del móvil y no la pantalla. Además, si eres de los que usan auriculares con cable, recomendamos usar el teléfono con el conector hacia arriba.

5 – Cuidado con las fundas

La mayoría de las que usamos son de silicona o plástico y son ideales para proteger al dispositivo de golpes y caídas. Sin embargo se vuelven un arma de doble filo cuando el material de la funda es muy abrasivo. Suele pegarse mucho a la tela del bolsillo y la fuerza necesaria para sacarlo puede dañar al móvil, puede acabar en caída o, incluso, puede desparramar algún otro elementos que hayamos colocado junto al móvil.

Otros cuidados

Hay expertos que recomiendan directamente no colocar el teléfono móvil en ningún bolsillo. Incluso algunos aconsejan ni siquiera acercar el smartphone a nuestra cabeza para hablar ni que tenga roce con la piel. La razón es evitar el contacto cercano con las ondas electromagnéticas que emiten los smartphones. Sin embargo en el uso cotidiano no podremos evitar y si vamos a guardar nuestro teléfono en un bolsillo, al menos hay que hacerlo en forma correcta.

Comentarios

comentarios

Related Posts

Microsoft Office se unifica en una sola aplicación para Android
¿Un teléfono se puede prender fuego? Qué hacer y cómo evitarlo
whatsapp
WhatsApp: con un simple vídeo pueden hackearte