martes, febrero 7, 2023

Auriculares y controles remotos, los dispositivos que más se acumulan en el hogar

Auriculares y controles remotos, los dispositivos que más se acumulan en el hogar. Así establece un estudio reciente sobre la cantidad de aparatos tecnológicos que hay en cada casa, se usen o no.

La constante renovación sumado a la imposibilidad de reparar algunos dispositivos hace que nuestro hogar se transforme en un archivo de equipos tecno que quizá no volvamos a usar.

Sin embargo, hay casos en que algunas cosas sí se conservan y por eso advertimos hace poco sobre cómo una canción de Janet Jackson podría romper computadoras viejas, especialmente con Windows XP, algo que existe aún en muchos hogares.

Ahora un sondeo reveló qué clase de dispositivos electrónicos se acumulan en el hogar y cuáles están a la cabeza.

Auriculares y controles remotos, los dispositivos que más se acumulan en el hogar

Un ranking elaborado por WEEE Forum – sigla de Waste Electrical and Electronic Equipment, que en castellano significa Foro de Residuos de equipos eléctricos y electrónicos- relevó la cantidad de productos electrónicos que se acumulan en cada casa.

Como señalamos desde el título, los auriculares y los controles remotos son los dispositivos y accesorios electrónicos que más se acumulan.

Vale aclarar que el estudio relevado por la Asociación Internacional de Organizaciones de Responsabilidad de Productores de Residuos Electrónicos se hizo sobre hogares europeos.

Sin embargo, muchos de los datos presentados pueden ser trasladados a América Latina porque aunque el consumo sea menor al europeo, los objetos mencionados son de poco valor y de uso habitual y universal.

Así, el sondeo señala que en promedio cada hogar tiene 74 dispositivos electrónicos desde celulares, tablets y notebooks hasta secadores de pelo y otros pequeños electrodomésticos. De ese total, el estudio señala que 13 se acumulan sin usarse y que 9 aún están en buenas condiciones y sin fallas.

La encuesta se realizó en 8.775 hogares en seis países europeos (Portugal, Países Bajos, Italia, Rumanía, Eslovenia y Reino Unido).

El ránking de productos acumulados

El estudio dividió los productos en cinco por su tamaño y número de piezas. Si se ajustaran al peso los lavarropas desechados y otros electrodomésticos de línea blanca superan por lejos a todos los demás tipos en residuos electrónicos. La investigación también aclara que las lámparas LED encabezan la lista de productos con mayor probabilidad de ser arrojados directamente a la basura.

  1. Pequeños productos electrónicos de consumo y accesorios (por ejemplo, auriculares, controles remotos)
  2. Pequeños equipos domésticos (por ejemplo, relojes, planchas)
  3. Pequeño equipo de tecnología de la información (por ejemplo, discos duros externos, routers, teclados, mouse)
  4. Móviles y teléfonos inteligentes
  5. Pequeños equipos para la preparación de alimentos (por ejemplo, tostadoras, procesamiento de alimentos, parrillas)

Las razones de la acumulación de productos

Así, lo considerado pequeños dispositivos electrónicos es lo que más se acumula, por encima de celulares antiguos o elementos que antes se usaban más como mouse para computadoras de escritorio.

Los teléfonos móviles, sorprenden al aparecer en cuarto lugar ya que este año se dejarán de usar alrededor de 5.300 millones de estos equipos. Según WEEE Forum, si se colocan los smartphones desechados uno encima de otro, y se toma unos 9mm de grosor como promedio, equivaldrían a una columna de 50.000 kilómetros de alto.

La quinta posición la ocupan los electrodomésticos destinados a la alimentación que también se abandonan en el hogar aunque se puedan seguir utilizando.

¿Por qué se acumulan estos dispositivos? Las razones de los encuestados son las mismas que podríamos dar cualquiera de nosotros.

  • 46% dijo que se podrían usar de nuevo en el futuro
  • 15% señaló que tienen la intención de vender o regalar estos productos electrónicos.
  • 13% afirmó que los acumula porque tienen un valor sentimental.

En menor medida, alrededor de 7%, respondió que no tiran productos electrónicos que no usan porque no saben cómo deben desecharse de forma correcta.