Una falla en los procesadores Intel permitía el robo de datos

Se ha descubierto una nueva falla en los procesadores Intel. Un error de seguridad que le permitía a los hackers colarse en los ordenadores  de empresas para sustraer datos personales y de gran valor. SWAPGS Attack es el nombre que recibió esta “puerta trasera” presente en los chips, que permitía el espionaje y sabotaje.

La falla de seguridad afecta únicamente a ordenadores con Windows; no se han reportado casos con sistemas Apple. Los procesadores comprometidos son los posteriores a 2012, conocidos como IVY Bridge, cuentan con  núcleo Core. SWAPGS Attack se aprovecha de la función especulativa que viene el chip, el cual deja huellas en la memoria caché.

Para acceder a los datos personales de los dueños de los ordenadores, los ciberdelincuentes solo debían modificar el valor de registro GS. Un paso sumamente sencillo que derriba  las barreras de seguridad que se implementaron tras la aparición de Spectre y Meltdown.

 

¡Qué no cunda el pánico! Intel le encontró solución

Intel

Así como te informamos de la aparición de SWAPGS Attack, te decimos que ya pasó a la historia. Esto no quiere decir que no se haya tratado de un verdadero peligro, como lo fue Spectre, sino que Intel supo mantenerlo en secreto hasta encontrarle la solución al problema de seguridad.

A finales de julio se lanzó Patch Tuesday, un parche que soluciona la falla detectada en los procesadores Intel. Gracias a Bitdefender pudimos enterarnos del gravísimo error de seguridad que tuvimos presente en nuestro ordenadores. La empresa de seguridad se enteró de SWAPGS attack tras analizar detalladamente la nueva actualización para Windows.

Según Bitdefender, Intel sabía de esta falla de seguridad en sus procesadores desde hace un año, aproximadamente. La vulnerabilidad con SWAPGS Attack era total, ya que permitía el acceso a contraseñas, charlas privadas y archivos cifrados.

Si te preocupa si tu información personal fue robada durante el tiempo que no se contó con el parche de seguridad, te comentamos que esta falla solo podía ser explotada de manera local, no remotamente. El hacker solo podía abrir la puerta trasera del ordenador si tenía acceso directo a él.

 

¿El parche afecta el rendimiento del procesador?

Intel

En este artículo hemos nombrado varias veces a Spectre y Meltdown, y tiene su motivo. Ambas son consideradas como una verdadera pesadilla para los analistas de Intel; tras conseguir evadir uno, nacía una nueva variante que los regresaba a la casilla de partida. Los parches que salvaron el día significaron una reducción del rendimiento del procesador, entre un 2 y 8 por ciento. 

Con el parche de seguridad para  SWAPGS Attack, al ser muy simular a Spectre, podría suceder lo mismo. Al menos la inquietud está presente. Sin embargo, es una sentir que será pasajero. Todo indica que Patch Tuesday no afectará al rendimiento del procesador.

El October 2018 Update de Windows 10 eliminó por completo la disminución del rendimiento de los procesadores Intel tras el parche de seguridad. Microsoft y Google unieron sus fuerzas para conseguir este objetivo.

Así que, no te preocupes. Si has actualizado tu ordenador el pasado mes, no tendrás que lamentar ninguna falla de seguridad ni una disminución en el rendimiento del sistema.

 

También puede interesarle:

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

falla en windows 10
Atención: Microsoft pidió que actualicen de inmediato Windows 10
Microsoft
Microsoft escucha todas tus conversaciones en Skype
WhatsApp
WhatsApp: Denuncian una nueva falla de seguridad
Messenger Kids
Messenger Kids permitió la interacción con usuarios no aprobados
cambiar de tema oscuro a claro
Windows 10: cómo cambiar de tema oscuro a claro automáticamente
Windows 10
Así puedes habilitar el buscador oculto que trae Windows 10