#TecnoFácil: sí, muchas apps matan a tu smartphone, y te vamos a contar por qué

nada

[dt_gap height=”10" /]

No me es raro encontrarme con usuarios que me dicen no entender como su smartphone se puso tan lento en tan poco tiempo. ¡Si es nuevo! Claro, hay todo un mundo de interacción técnica por detrás de cada App, que el usuario desconoce por completo.

Como funcionan las Apps

Cuando instalamos una aplicación tres cosas suceden: primero la aplicación se descarga y desempaqueta, ocupando el espacio en megabytes que necesite en el almacenamiento local del equipo, o sea, utiliza espacio libre. Luego se registra en el sistema operativo del equipo, y finalmente agrega los activadores o servicios necesarios para ofrecer la funcionalidad que le toque a cada caso.

Vale aclarar que no todas las Apps requieren servicios adicionales a los incluidos con el sistema, pero las que sí no podrán funcionar correctamente si no cuentan con estos agregados. En Android esto es un estándar de funcionamiento.

A medida que instalamos más y más aplicaciones se va incrementando la cantidad de servicios y componentes que corren junto al sistema y hacen más lento el equipo en general.

[d[dt_gap height=”10" /]p>

Screenshot_2015-06-22-16-08-56

Un ejemplo de como las aplicaciones consumen servicios incluso aunque las mismas no estén en ejecución.

Esto no tiene nada que ver con cerrar las aplicaciones que están abiertas en segundo plano. Muchas veces las personas creen incorrectamente que las apps abiertas son las responsables de que el móvil responda con demoras. No. Y te voy a explicar como funciona:

Cuando usás una aplicación el programa está en primer plano en la pantalla y hace uso de la memoria y la CPU del smartphone. Cuando terminás y dormís el equipo, volvés a la pantalla de inicio o cambiás a otra aplicación la anterior queda en un estado de suspensión. No consume memoria y no consume actividad de CPU, está en lo que se conoce como “inactive memory” (memoria inactiva en inglés).

Si vos llamás nuevamente a la App el smartphone tiene que utilizar muy poco poder de procesamiento para traerla a modo activo, ya que la tenía en suspensión desde antes. Si cerrás las aplicaciones frecuentemente bajo la noción de que esto hará más rápido al smartphone en realidad estás causando que cada vez que retornás a utilizarla el teléfono tenga que cargar de cero todo el programa.

Claro que no es el mismo caso para todos los smartphones. Si tu equipo cuenta con 2 GB de RAM o más, tener varias apps en multitarea no te afectará, debido a que el teléfono dispone de suficiente memoria para asignar a las aplicaciones inactivas. Si el smartphone tiene poca memoria (1GB o menos hoy día) entonces cualquier app que esté en segundo plano, aún en estado suspendido, puede impactarte negativamente.

 

¿Qué conviene hacer?

Si sos usuario de Android el estado ideal es tener el teléfono con la menor cantidad de aplicaciones posibles. Esto no quiere decir que debés limitarte en disfrutar de la funcionalidad del equipo, pero si te ponés a fijar en la lista de programas seguramente vas a encontrar varios que no utilizás casi y de los que podés prescindir.

Mientras más aplicaciones contenga el sistema más lento funcionará (varía de acuerdo a si estas Apps agregan servicios adicionales en Android). Facebook es una App que históricamente consume mucha memoria y mucho CPU, tanto cuando está en primer plano como cuando sus servicios se ejecutan por detrás de las actividades usuales del sistema. Si bien el fabricante ha optimizado significativamente la aplicación en los últimos años esta aún tiene un peso significativo para smartphones de gama baja, pero claro ¿cómo no usar Facebook? Consejo: averiguá de Facebook Lite. Es una versión reducida para teléfonos con poca memoria. Pesa una décima de la regular y no consume casi datos de navegación.

Los usuarios de iOS y Windows Phone cuentan con otra suerte. Estos sistemas por su diferencia técnica se encargan de asumir las funcionalidades de los servicios que necesitan correr en segundo plano, de esta forma las Apps no impactan tanto en la performance del equipo.

 

La localización como enemigo

No es solo el consumo de memoria y CPU el que empeora con la acumulación de aplicaciones activas. Las baterías también lo sufren. Mientras más apps hayan instaladas y más servicios corran en segundo plano el CPU del teléfono más deberá trabajar, por lo que la batería recibirá los golpes, acortando la duración de su carga en cada ciclo.

A esto se le suma el GPS. Es común creer que solo la app de los mapas utiliza el GPS, pero aplicaciones como Facebook, Twitter, Google+, Instagram y un sinfín de otras también acceden a la localización del teléfono. En algún momento el programa nos pide autorización para hacer uso del GPS y si no prestamos atención esto puede ser una trampa para la autonomía de la batería, ya que si las apps están chequeando la localización de manera frecuente la carga durará muy poco.

 

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

WhatsApp Android
Aprende a migrar chats de WhatsApp al cambiar de móvil
YouTube para Android ahora permite emitir en directo a cualquier usuario
Android escáner
Escanea tus documentos en tu celular Android
Cómo instalar en Chrome las mejores apps de Android
netflix android phone
Esto es todo lo que debes saber de Netflix en Android
Borra archivos multimedia únicamente de WhatsApp en tu Android