¿Querés una PC que abra todo instantáneamente? SSD son las siglas mágicas que estás buscando

nada

[dt_gap height=”10" /]

Hace muy poco un usuario vino a consultarme por su computadora hogareña. Procesador Intel Core i5, 4 GB de RAM, 500 GB de disco y unos lindos 10 segundos para abrir Word 2010.

Siendo parte de mi trabajo me puse a realizar los chequeos correspondientes. La máquina no tenía virus, el sistema operativo (Windows 8.1) tenía todos los drivers correctos y las aplicaciones agregadas eran únicamente las de productividad que necesitaba esta persona para trabajar. ¿Qué pasa entonces? ¿Por qué si una máquina tiene un buen procesador, una cantidad de memoria RAM aceptable y un disco de gran capacidad las aplicaciones aún siguen abriendo con retrasos? También notábamos una gran espera durante el arranque de Windows.

Finalmente una herramienta de diagnóstico develó el misterio: el cuello de botella estaba en la transferencia del disco rígido, y hoy quisiera explicarte porque muchas veces cambiarle el disco rígido a la computadora hace la diferencia entre “normal” y “ultra rápido”.

Los discos rígidos clásicos que aún encontramos en todas las computadoras son unos dispositivos rectangulares que dentro de su encastre metálico, contienen unos platillos que giran a gran velocidad donde físicamente una aguja mecánica se encarga de leer y escribir los datos que el sistema y el usuario almacena en el dispositivo.

Todas nuestras aplicaciones, cuando las abrimos y usamos operan con este mecanismo, y su tiempo de respuesta después de que el procesador de la máquina operó los cálculos correspondientes, depende de la velocidad que pueda el disco rígido tener listos los archivos necesarios.

Desde hace ya varios años se está comercializando un tipo de disco rígido conocido como SSD (solid state drive o disco de estados sólido en nuestro idioma). ¿Qué tiene de distinto un disco SSD? Que no tiene partes mecánicas. No hay platillos girando ni una aguja responsable de leer y escribir la información. En su lugar un set de microchips se encargan de reemplazar toda esta operatoria y pueden realizar las mismas tareas pero mucho más rápido. ¿Qué tanto? Si bien varía de modelo en modelo hay un promedio de 10 veces la velocidad de un disco común. Hasta con el SSD más básico podremos notar una diferencia significativa en los tiempos de carga de nuestro sistema, aplicaciones y datos.

[d[dt_gap height=”10" /]p>

harddrive_ss-100004300-large

[dt_[dt_gap height=”10" /]

¿Qué tan caro es un SSD? Suelen comercializarse a un precio similar al de un disco común, entre los 1000 y los 2000 pesos actualmente, pero su capacidad es inferior. Es muy común que por esta cantidad de plata consigamos un disco común de 1000 GB pero que por lo mismo nos alcance para un disco SSD de 128 GB.

Idealmente si tenemos una PC de Escritorio en nuestra casa lo mejor suele ser poner un disco SSD para adicionalmente al disco estándar que ya tengamos, entonces podemos guardar el sistema y las aplicaciones en el dispositivo SSD (para la mejor performance al abrir apps y arrancar la máquina) y nuestras fotos y archivos personales conservarlos en el disco común, ya que estos no requerirán tanta actividad cuando los accedamos y no harán más lenta a la máquina.

Si en cambio tenés una notebook cambiar el disco rígido por un SSD posiblemente signifique tener que remover el de fábrica permanentemente por lo que deberás asegurarte que la capacidad del SSD que adquieras sea la adecuada a tus necesidades. Un punto adicional a favor que tienen los SSD, especialmente en las notebooks, es que consumen mucho menos energía eléctrica, por lo que maximizan la autonomía de la batería.

[dt_ga[dt_gap height=”10" /]div id="attachment_41330" style="width: 592px" class="wp-caption aligncenter">ssdvshd

La velocidad de escritura en un disco SSD es ampliamente superior a la de una unidad de platillos físicos tradicionales. 

[dt_gap [dt_gap height=”10" /]En cualquier caso deberíamos consultar con un técnico, no es una tarea que debamos realizar si no tenemos los conocimientos adecuados.

¿Qué desventajas tiene un SSD? La tecnología nunca es perfecta, y los discos SSD no son la excepción. Si bien los SSD son mucho más rápidos y eficientes que los discos estándar su tolerancia ante los fallos es menor. Los discos comunes pueden someterse a un gran número de técnicas para recuperar la información ante un error del aparato, pero los SSD si se queman hacen casi imposible (al menos en la actualidad) volver a traer los datos, por lo que si disponemos de una máquina con SSD deberíamos siempre tener una copia de seguridad de nuestra información, ya que tarde o temprano pueden fallar.

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

instagram stories
Subir fotos a Instagram desde tu PC nunca fue tan fácil
Cómo instalar en Chrome las mejores apps de Android
SSD vs HDD, ventajas y diferencias entre discos duros
Evita que te espíen a través de tu webcam
Uber Game
Aprende a manejar un Uber, gracias a este juego
Google PixelBook
Google Pixelbook, así es la mejor laptop de Google