¿Le decimos chau a las contraseñas?

nada

[dt_gap height=”10" /]

El Consorcio de la World Wide Web, conocido como W3C, es una comunidad internacional donde distintas organizaciones moldean el futuro de la web que millones de usuarios utilizamos día tras día.

Este organismo, del que empresas como Microsoft, Google y Mozilla son parte, tiene un nuevo objetivo: remover la necesidad de utilización de contraseñas, creando una mejor forma de iniciar sesión en nuestros sitios favoritos.

El uso de las clásicas passwords implica numerosos problemas en su estructura actual. Para que los productos y servicios que operan en Internet sean seguros se requiere que el usuario utilice una cantidad mínima de caracteres, respetando utilización de mayúsculas, minúsculas, números y hasta símbolos. Debido a los desafíos que se le presentan a las personas al tener que idear claves cada vez más complejas y diferentes de la anterior, lo que normalmente termina pasando es que anotan en algún documento todos sus registros, anulando el propósito de confidencialidad de la clave.

[d[dt_gap height=”10" /]p>

64117399

64117399

[dt_[dt_gap height=”10" /]

El nuevo mecanismo por el cual el equipo resuelve dejar las contraseñas en el pasado utiliza una API mediante el navegador web para que los servicios utilicen un juego de llaves de autenticación que identifican al dispositivo desde el cual queremos loguearnos. API es la abreviación de Interfaz de Programación de Aplicaciones, y es un conjunto de instrucciones que soporta un software para comunicarse con otros sistemas o programas.

Cuando visitemos un sitio web el cartel de inicio de sesión nos dirigirá a nuestro teléfono para autenticarnos. Si aceptamos la notificación en el móvil entonces habremos validado nuestra identidad de forma segura. Los navegadores no deberán tener un complemento especial o software adicional para poder utilizar la validación de esta forma, y el nuevo estándar también contempla la anulación inmediata de todas las llaves de seguridad si reportamos que hemos perdido nuestro smartphone, el cual ya no servirá para autenticar ningún grupo de credenciales hasta que volvamos a registrarnos.

Claro que esto abre otra incógnita: ¿Qué pasa si perdemos el teléfono y no nos damos cuenta? Quien posea el móvil puede acceder a todos nuestros datos mientras posea el aparato. Para resolver estas dudas deberemos esperar a Diciembre de 2016, fecha límite para la entrega del proyecto.

Anthony Nadalin, de Microsoft, y Richard Barnes, de Mozilla, son dos de los encargados del grupo de desarrollo oficial para el nuevo estándar. Es de gran interés para las empresas del mundo tecno idear una solución a corto plazo para reemplazar por siempre las contraseñas.

En 2015 se detalló la lista de las peores claves que la gente sigue utilizando, y el ranking fue liderado una vez más por ‘1234’.

 

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

¿Cómo protegerte del fallo en las redes WiFi?
Cache Messenger, la app que te permite enviar mensajes y fotos ocultas
Microsoft Edge aterriza en las Tiendas de Google y Apple
Evita que te espíen a través de tu webcam
¿Por qué no deberías publicar tus pasajes de avión?
Microsoft nos trae su propio launcher para personalizar nuestro Android