Pagar con NFC, la solución tecnológica que todos estamos esperando

nada

[dt_gap height=”10" /]

La tarjeta de crédito y debido fue el método de pago electrónico por excelencia desde hace más de 60 años. Su facilidad para reemplazar al billete de papel implica un beneficio para el usuario, ya que no tiene que transportar dinero físico de manera permanente, permitiendo anular el plástico si la persona lo pierde, sin que esto signifique extraviar los valores en la realidad.

Claro que la tarjeta tiene limitaciones que el pasar del tiempo no han podido mejorarse, pese al avance tecnológico. Aún tenemos que presentar una identificación para completar un proceso de pago en persona y es sabido que existen distintos métodos para obtener por medios ilegales el acceso a los PIN de seguridad que protegen la transacción de dinero.

Desde hace más de 10 años que la industria pretende trabajar en una tecnología que nos permita realizar pagos mediante dispositivos electrónicos seguros que validen de forma única el traspaso de información, y provea una forma simple en que las personas puedan pagar sin dinero y sin tarjetas.

NFC es la respuesta a esta problemática. El campo de comunicaciones cercanas (NFC) es un conjunto de tecnologías que mediante un chip permiten transportar información de un punto al otro cuando dos de estos conductores se acercan el uno al otro.

[d[dt_gap height=”10" /]p>

¿Cómo funciona para los pagos?

En los smartphones modernos este chip ya está incluido, aunque en gran parte del mundo aún no se utilicen. Básicamente, el equipo mediante un software que se encarga de la operatoria de traslado de la información, puede interactuar con una terminal de pago compatible y negocia el abono de una suma de dinero utilizando el chip NFC como vía de comunicación entre el teléfono y la caja electrónica que dispone de esta misma tecnología.

A lo largo de los últimos 10 años distintos fabricantes han desarrollado soluciones de este tipo en distintos países, pero una segunda problemática se hizo presente: los sistemas tienen que poder hablar entre sí, y ninguna de estas soluciones fue estandarizada de forma masiva, lo que implicó una divergencia entre la aceptación de NFC como tecnología de pago y la inversión de las empresas en compatibilizar sus procedimientos, algo que puede ser muy costoso como para hacerlo y que luego no funcione.

[dt_[dt_gap height=”10" /]

¿Qué servicios están vigentes?

Apple y Google han sido los responsables de llevar la implementación de NFC al siguiente nivel. En el caso de Google la empresa desde hace años que trabajaba con el servicio Wallet, el cual discontinuó recientemente y que no tuvo éxito ya que no se lograron en su momento acuerdos firmes que le permitan a todos los usuarios tomar provecho de esto. Este año en su conferencia I/O Google presentó Android Pay, una plataforma similar a la anterior pero renovada para todos los que tengan un smartphone Android con chip NFC puedan utilizarla. La misma aún no está disponible, y la compañía anunció que muy pronto llegará a todos los clientes, probablemente con la salida al mercado de Android M, la próxima versión del sistema operativo para móviles. Android Pay se cree será la solución más aceptada mundialmente, ya que Google cuenta con presencia en la mayoría de los países.

[dt_ga[dt_gap height=”10" /]div id="attachment_37320" style="width: 840px" class="wp-caption aligncenter">android-pay-3-830x466

Android Pay estará disponible muy pronto en Estados Unidos. Se cree que la empresa lo lanzará junto a la próxima versión de Android, conocida como Android M.

[dt_gap [dt_gap height=”10" /]style="text-align: justify;">Es claro que para que la tecnología funcione tiene que ser conveniente para las personas, y estar disponible siempre, de forma que elijan utilizarla sin pensar en dónde pueden comprar con NFC.

Apple lanzó en 2014 su solución conocida como Apple Pay. Este servicio requiere sí o sí tener un iPhone 6 o Apple WATCH, los únicos dispositivos de la empresa que poseen el chip NFC actualmente. De todas las alternativas en Estados Unidos parece ser la más confiable, ya que Apple cerró acuerdos con cientos de cadenas, hoteles, bancos y empresas de servicios para que sus clientes puedan pagar con el smartphone o el reloj inteligente. La operatoria es más que simple, una vez configurada la aplicación de pagos en el sistema el cliente sólo tiene que acercar el aparato a un lector y se le solicitará que ponga su huella digital sobre el botón Home del iPhone. Una vez que la transacción se completa el usuario lo ve en pantalla confirmado junto al importe. No es requerido desbloquear el teléfono, abrir ninguna App especial ni ingresar códigos, todo se hace mediante la validación del sensor Touch ID que tienen los iPhone. Apple afirma que su primer interés en el proceso es resguardar la privacidad del comprador. La empresa no conserva registros de la transacción o de lo que la persona compró con el dispositivo, esos datos son privados entre el comercio, el banco y el cliente.

[dt_gap he[dt_gap height=”10" /]id="attachment_37319" style="width: 840px" class="wp-caption aligncenter">12ea3e24bad896ad88ffeca7ef0c6f13c4c5d683

Los pagos mediante Apple WATCH, el reloj de la compañía, ya están disponibles desde Octubre de 2014 en EEUU. El iPhone también cuenta con esta capacidad.

[dt_gap heig[dt_gap height=”10" /]le="text-align: justify;">¿En Argentina para cuándo?

Aunque muchos desconocen la tecnología, en nuestro país la estamos utilizando millones a diario: si, las tarjetas SUBE del transporte público en Buenos Aires así como las Red Bus de las provincia de Córdoba y Mendoza utilizan tecnología NFC para transferir entre la credencial y el lector del colectivo el importe del boleto que debe descontarse de nuestra cuenta.

Para que SUBE entre en vigencia la Comisión Nacional de Telecomunicaciones mediante la resolución 2519/2012 tuvo que aprobar las frecuencias mediante las cuales el NFC toma acción, caso contrario no hubiese sido legal la comercialización del servicio con esta tecnología.

En cuanto a los pagos mediante NFC en otras entidades, y si bien legalmente ya sería posible, aún las empresas privadas y entidades de gobierno del país no han anunciado opciones de pago electrónico utilizando estos métodos en el futuro cercano. Dependerá de las ofertas comerciales que se presenten por parte de compañías de desarrollo tecnológico quieran desplegar NFC a nivel masivo.

Toda esta espera tiene su lado conveniente: la mayoría de los smartphones que se comercializan hoy día cuentan con chip NFC, por lo que cuando empiece a instalarse la tecnología millones de usuarios ya contarán con todo lo necesario, sin requerirse dispositivos adicionales.  

Comentarios

comentarios

Related Posts

pago por contacto
Cómo funciona el pago por contacto y cuando llegará a tu país
Tres funciones muy útiles que puedes encontrar en tu móvil
NFC en celular Android
Descubre si tu teléfono móvil tiene (o no) NFC
cambiar Google como buscador
Descubre lo que Google te pagará si encuentras vulnerabilidades en Android
pagos móviles
5 cosas que debes saber de los pagos móviles
Ahora podés convertir tu smartphone en una terminal de pago virtual