No comprometas tus claves: aseguralas online de forma gratuita

nada

Contraseñas. Ese mal necesario que todos usamos y pocos entienden cómo cuidar. Las claves son una permanente molestia para los usuarios, ya que todos los servicios en línea necesitan una, piden que sea cambiada cada tanto y cada vez que la renovamos debemos idear una nueva.

¿Es necesaria la complejidad en la clave? Y, sí. No es un capricho del sitio web que estás visitando. Se piden determinada cantidad de caracteres, números, combinaciones de mayúsculas y minúsculas porque es la única forma que conocemos (por ahora) de hacer mucho más difícil (bordeando lo más que se pueda el “imposible”) para que un sistema automático no pueda atacar tu cuenta y obtener la estructura que hace a esa codificación secreta que sólo vos deberías conocer.

¿Cuál es el problema que afrontan las contraseñas en la actualidad? El usuario no puede recordar tantas claves como servicios y portales tiene, por lo que usa el mismo password para varios ingresos. Peor aún es mandatorio tener un lugar donde anotar esos datos, motivo válido para que todos tengan algún documento de texto, de Excel o en Google Drive para dejar asentada su información de ingreso a cada lugar.

Esto es muy inseguro, razón por la que hoy vamos a revisar una alternativa más apta: un administrador online de claves. ¿Son más seguros? Sí, son mucho más seguros. Incluso cuando son una empresa externa que guarda nuestros datos.

Adicionalmente a mantener la contraseña lo más segura posible, los administradores de claves pueden idear nuevas passwords para tus servicios, que en lugar de ser algo como “tito2015pedro” sea algo como “98G4PkdbvyWR+”. Sí, a todos nosotros nos sería imposible recordar el segundo ejemplo, pero para eso es que hay herramientas como LastPass.

LastPass es una herramienta lanzada en 2008 (y que fue adquirida en 2015 por LogMeIn) que se centra específicamente en el almacenamiento seguro de las contraseñas del usuario. La persona utiliza un plugin en el navegador de Internet para iniciar sesión en sus sitios gracias a la automatización que LastPass le ofrece. La utilidad puede sugerir nuevas claves para los formularios de registro y autocompletar el ingreso cada vez que tenemos que pasar una pantalla de autenticación.

[dt_gap height=”10" /]

lastpass

[d[dt_gap height=”10" /]p>

¿Cómo utilizamos el servicio? Sólo tenemos que visitar el sitio principal de LastPass (link debajo) y abrir una cuenta. El producto es totalmente gratuito. Solo hay una versión premium en caso que queramos una app para nuestro smartphone, pero esto es opcional, no hay limitaciones a la herramienta una vez que estamos dentro.

Una vez que utilicemos LastPass sólo deberemos recordar la “Contraseña Maestra”. La clave maestra es una contraseña que configuramos al abrir la cuenta con LastPass y que será la que controle nuestra bóveda de passwords. Esta contraseña debería ser lo más segura posible. Cada vez que queramos entrar a un sitio seguro, por ejemplo Facebook o el Home Banking, LastPass nos pedirá nuestra clave maestra. Luego de ingresarla la herramienta se encargará de tomar de su bóveda las credenciales correctas para esa página e iniciar sesión por nosotros, sin que debamos acordarnos cada password de forma individual.

Dentro de la interfaz web de LastPass podemos ordenar nuestras contraseñas en carpetas, facilitando la organización de los datos. Incluso tenemos la posibilidad (opcional) de importar todas esas claves que nuestro navegador conoce (deberíamos borrarlas de ahí luego). LastPass “conoce” cientos de sitios por lo que muchas de nuestras entradas adicionalmente tendrán el logo de la empresa.

[dt_[dt_gap height=”10" /]

 

LastPass

[dt_ga[dt_gap height=”10" /]p>Para esas contraseñas que utilizamos siempre LastPass ofrece marcar entradas como favoritas. Y para nuestra “tranquilidad” si alguno de todos los sitios que utilizamos es hackeado LastPass nos avisará y nos recomendará que cambiemos la contraseña para esa cuenta, en algunos casos con instrucciones de como hacerlo.

Nuestra preferencia por este servicio tiene que ver con todas las características que LastPass tiene que otros productos similares no. Por ejemplo, para inicios de sesión ultra seguros podemos configurar apps como Google Authenticator (u herramientas similares) que son soportadas por LastPass. Mediante estos adicionales al ingresar la clave maestra se nos solicita un PIN adicional que solo nuestro smartphone puede generar mediante la utilidad de autenticación de dos pasos.

[dt_gap [dt_gap height=”10" /]LastPass-emergency-access

[dt_gap he[dt_gap height=”10" /]Y qué pasa si algo nos pasa? Claro, todos queremos que alguien pueda gestionar nuestras contraseñas en caso que sea necesario. LastPass soporta una característica llamada “Acceso de Emergencia”. Bajo este sistema podemos designar a uno o más contactos de confianza. Si uno de nuestros contactos de confianza le solicita a LastPass el acceso a nuestra cuenta la herramienta nos enviará un e-mail y una notificación avisando que si no respondemos en un tiempo determinado negando esta operación se procederá a la autorización del contacto, ya que es de confianza.

 

Visitar LastPass.com

Comentarios

comentarios

Related Posts

¿Cómo protegerte del fallo en las redes WiFi?
Evita que te espíen a través de tu webcam
¿Por qué no deberías publicar tus pasajes de avión?
¿Cómo saber si sos vulnerable a BlueBorne, el nuevo malware que acecha a tu celular?
Aplicaciones para celular
Aprende a protege tu celular con estas 5 apps
Qué app descargar en Android para navegar mucho más rápido