Todo es pirateable pero las películas de cine son las únicas que no aprenden cómo evitarlo

nada

¿Se han puesto a pensar hace cuánto que no descargan música de manera ilegal? Ya es raro ver discos duros llenos de GB con contenidos en series y mp3. La piratería vieja que conocimos todos se encuentra en un estado de destrucción masiva, nosotros mismos la hemos dejado de lado porque no tiene sentido perder tiempo y comprometer la seguridad de nuestros equipos si se pueden pagar unos pocos pesos para acceder a catálogos ilimitados como Spotify o Netflix.

Los servicios de sharing y hospedaje de archivos ya no son tan populares como lo eran hace 10 años. Hoy las suscripciones a servicios de primera calidad están por sobre todo y la gente ha entendido que es lo mejor para la distribución de contenidos en Internet. La piratería fue superada por la industria, pero lo interesante es que no fueron las discográficas en sí, sino más bien las empresas de terceros que se encuentran en el medio y lograron lo que ellas no pudieron en tantos años: innovar en la distribución.

Los pesos pesados que lograron lo que parecía imposible

netflix

Hace algunos años el tema de “matar a la piratería” sonaba como algo imposible, pero porque nadie predecía a ciencia cierta que iban a lanzar servicios como Spotify, Apple Music, Play Music, entre otros. Las Discográficas deberían aprender de esto y hacer algo para seguir mejorando la distribución de música, legal, fácil y económica. Para ir a los números, hoy en día un buen CD en las casas de música que quedan sale aproximadamente AR$200, contra lo que sale una suscripción mensual de AR$36 a música ilimitada en Spotify. ¿Nos vamos entendiendo?

Estos cambios son una maravilla, no sólo por el precio a la cantidad de música, sino también por el servicio que ofrecen, y estoy hablando desde la organización de la música, las listas de reproducción que podemos armar, la red social para compartir nuestros gustos, hasta los tiempos de descarga prácticamente nulos, entre muchas cosas más.

También de forma similar se vive el cambio en la industria televisiva, donde Netflix empezó la revolución con sus videos bajo demanda a un coste económico para todo lo que ofrece. Demostró que además de ser distribuidor de contenidos también se pueden crear y aprovechar la audiencia de toda la industria. El mejor ejemplo es House Of Cards, Narcos, o cualquier producción genial de la compañía.

De momento a nivel global Netflix es el líder, pero ya se están viendo como grandes competidores bajo la misma metodología a Amazon y HBO GO, produciendo y distribuyendo mediante streaming.

Una cuestión de mejorar, no de prohibir

Somos duros, no le íbamos a decir que NO a la piratería como ellos querían, pero le decimos SÍ a la mejora continua de la distribución. ¿Tan difícil de entender era eso? Actualmente el modelo sigue evolucionando gracias al apoyo de terceros que son intermediarios entre el público y las discográficas. Sin embargo quedan dinosaurios en la industria en los que hay que trabajar para seguir avanzando, son las viejas películas de cine. Ellas se resisten y quieren que sigamos pirateando sus lanzamientos.

¿Cuánto falta para que podamos ser “buenos” y pagar por una experiencia de cine mejorada? Necesitamos que se separen los tantos, si quiero vivir una mejor experiencia al ir al cine, ok, el servicio, la salida y todo lo que quieras. Pero si quiero ver la película tranquilo en mi casa, ¿por qué no?

¿Ustedes siguen bajando música, series y películas? ¿Qué les parece el cambio?

Comentarios

comentarios

Related Posts

netflix android phone
Esto es todo lo que debes saber de Netflix en Android
netflix
10 series de Netflix que no conocías y son geniales
netflix
Las mejores aplicaciones que podes pagar para ver películas en alta calidad
WhatsApp sufre fallas en el servicio debido al huracán María
Todas las series y películas que llegarán a Netflix en octubre
leer artículos sin internet
Guardar una web y leerla sin falta de internet