La mentira de las baterías externas para celulares

nada

 


  • Compensan una deficiencia en la tecnología
  • Empobrecen la vida útil del equipo
  • Hay que saber cómo y cuándo usarlas
  • Cuidado con las alternativas de baja calidad

 

 

Cuando los periodistas especializados en tecnología salían a la calle en EEUU y le preguntaban a la gente que esperaba de su próximo smartphone un porcentaje muy grande respondía “que tenga una mejor batería”.

nt70t-1_1El mercado de la telefonía móvil sigue jugando una batalla contra el tiempo a los fines de crear nuevas tecnologías que puedan mejorar la vida útil de las baterías. Pasamos de celulares “bobos” que duraban semanas encendidos a tener equipamientos ultra inteligentes hiperconectados a nuestra vida electrónica pero que después de unas pocas horas de funcionamiento perecen ante la necesidad de un cargador tradicional.

El diseño lo empeoró todo, claro que sí. Equipos como el iPhone y el Samsung Galaxy entraron en una guerra de diseño industrial (al que luego los siguió el resto de las empresas) donde mientras más finito sea el equipo más deseable y más vendible es, aunque esto signifique sacrificar el tamaño de la batería. Cuando sucedió esto los ingenieros de estas empresas no tuvieron otra opción que empezar a quemarse las neuronas en búsqueda de procesos ultra inteligentes que aprovechen cada segundo en que la pantalla está encendida y minimicen el impacto de la operatoria en stand by, de forma que cada segundo de autonomía cuente.

En medio del desarrollo de los nuevos y novedosos smartphones aparecieron los battery-packs, que son esos kits de batería externa que sirven para alimentar nuestros equipos cuando estamos sueltos por el mundo del día laboral o escolar y no llegamos a casa sin que el teléfono aguante encendido.

 

Pero ¿son buenos?

500x730_wysiwyg-iOS7-JPA-IP4S-hero-blk_111313

En muchos países se han popularizado las baterías tipo “case” donde hacen de funda rígida protectora para el smartphone, de forma que siempre estén puestas.

No. No lo son. Es decir, son una alternativa a una deficiencia en el producto que hemos adquirido. La mayoría de los consumidores necesitamos un teléfono inteligente que pueda aguantar más de 15 horas encendido pero pocos, o diría casi ningún equipo, siquiera se acerca a estas cifras. Los mejores smartphones que he probado no superan las 8 horas de “on screen time” (tiempo de pantalla encendida) que es como se mide la autonomía en uso normal de estos dispositivos.

En ese aspecto las baterías externas son una forma de minimizar el problema: cuando estamos en ese 20% que dispara una alerta de autonomía baja podemos enchufar el battery pack y ver como el número crece y volvemos a estar en verde.

Estas baterías complementarias vienen en distintos formatos y tamaños, algunas para cargar más de un dispositivo a la vez y en algunos casos la autonomía es suficiente para dos o tres recargas diarias. Incluso existen modelos que tienen forma de carcasa protectora rígida, para que el usuario la utilice de manera permanente y sin tener que comprar cables ni recordar llevarla en el bolso.

 

¿Pero que sucede detrás de escena?

Lo que realmente pasa es que estamos matando la vida útil de la batería del equipo más rápido de lo que debería morir.

battery-lifeTodos los smartphones actuales vienen con baterías de Li-Ion (o Li-Po en el caso de los iPhones). Por la estructura técnica de la tecnología que las sostiene estas baterías tienen un número limitado de “cargas completas”, que una vez cumplido y con el pasar del tiempo empiezan a sostener cada vez menos y menos y menos carga. Cuando el usuario todos los días varias veces recarga la batería utilizando el cargador externo lo que hace es consumir ciclos de carga. De esta forma la batería del equipo en lugar de cumplir 1 ciclo de carga/descarga diario está transitando 2, ó 3, ó más.

 

¿Cuándo sí y cuándo no?

Las baterías externas deberían ser utilizadas de forma ocasional, no deberían ser un accesorio diario. ¿Cuándo sí? Cuando por ejemplo te vas de excursión o a un cumpleaños y vas a sacar muchas fotos o filmar, o sea que el uso de la cámara va a agotar la batería de tu teléfono mucho más rápido que cualquier otra función del equipo. Ahí recurrís al battery pack. Recargás para llegar a completar el día. El uso de estos accesorios debería ser responsable.

Hablando de responsabilidad: marcas y calidad. Nunca compres un battery pack de imitación. Existen marcas que fabrican excelentes baterías externas. Sony, Samsung, Philips son algunas de las conocidas (ya que también fabrican smartphones). ADATA, ANKER son otras dos empresas especializadas en el rubro.

 

¿Por qué es muy importante esto?

Porque una batería de mala calidad puede explotar. Que el ahorro pase por otra compra y al momento de elegir una batería externa mirá mas la calidad y las características / garantía que te ofrecen que el precio u oferta de turno.

Mientras seguimos esperando la tecnología aguante me despido, ya que la notebook se me está quedando sin carga también, pero esa historia será para otro día.

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

WhatsApp Android
Aprende a migrar chats de WhatsApp al cambiar de móvil
netflix android phone
Esto es todo lo que debes saber de Netflix en Android
Huawei ya juega entre los grandes con sus nuevos teléfonos
mando distancia Android
Cómo usar Android como control remoto o mando a distancia
antivirus Android
¿Merece la pena instalar antivirus en tu dispositivo móvil?
Exprime la función pantalla dividida en Android