Así robaron las fotos privadas de más de 100 celebridades

nada

En 2014 un ataque informático a numerosas celebridades de Hollywood expuso fotos íntimas de actrices como Jennifer Lawrence, Kirsten Dunst y Kaley Cuoco, entre muchas otras. ¿El resultado? Como siempre que suceden estas cosas los medios de comunicación hicieron su gran circo, y la Internet entera no pudo dejar de comprar la entrada para el espectáculo.

Pero uno supondría que los famosos tienen mejores sistemas de seguridad que nosotros, o al menos mejores costumbres en cuanto a como usar la tecnología. Tal vez una empresa que se encargue de estos aspectos. Bueno, no. Si bien hay quienes invierten en resguardar algo de la exposición a la que están acostumbrados, las celebridades tienen los mismos smartphones que nosotros, las mismas apps y por supuesto cometen los mismos errores.

Ryan Collins, un hombre de 36 años oriundo de Pennsylvania, se declaró culpable de violar el Acto de Abuso y Fraude Computacional, detallando como invirtió dos años de su vida en perseguir y engañar a más de 100 estrellas de la farándula internacional, logrando que estas entreguen datos sensibles como direcciones de e-mail y contraseñas.

¿Cómo logró Collins atrapar a sus víctimas? De la misma forma que lo haría cualquiera con nosotros: ingeniería social. Es el engaño más común que existe de hecho, y todos los días millones de personas se exponen a este. Nos llega un e-mail que parece ser de una empresa prestadora de servicio, ya sea un banco, nuestro operador telefónico, o incluso la misma compañía que nos dá la cuenta de correo, como Google o Apple. En el interior del mensaje se solicitan datos para “asegurar” que nuestra cuenta siga funcionando. Por supuesto que esto es todo falso, y si prestamos atención al remitente veremos que no es una comunicación oficial.

Un clásico mensaje de engaño, donde se nos solicita verificar la seguridad de nuestra cuenta.

Un clásico mensaje de engaño, donde se nos solicita verificar la seguridad de nuestra cuenta.

 

Ryan Collins utilizó este método en más de 50 cuentas de iCloud y unas 72 de Gmail. Una vez que sus víctimas le entregaban los datos que el solicitaba por correo, las credenciales le permitían ingresar a los sistemas de Apple y Google para restaurar copias de seguridad de los dispositivos de estos famosos, obteniendo así fotografías íntimas y otra información privada.

 

La captura de la filtración original donde se listaban las celebridades afectadas.

La captura de la filtración original donde se listaban las celebridades afectadas.

 

El acusado se enfrenta a 18 meses de prisión después de llegar a un acuerdo con la fiscalía. Las autoridades dejaron el claro que Collins no afronta cargos de distribución, sino solo por el fraude e ingreso no autorizado a los sistemas de sus víctimas.

Este famoso caso que ya lleva dos años de desarrollo fue el disparador para que Apple endureciese sus medidas de seguridad en los servicios online que presta. Por ejemplo ahora cada vez que iniciamos sesión en un nuevo navegador o dispositivo móvil la empresa nos envía un correo notificando de esta situación, y advirtiendo sobre la necesidad de mantener nuestra contraseña segura y renovada de forma periódica.

Comentarios

comentarios

Related Posts

instagram stories
Subir fotos a Instagram desde tu PC nunca fue tan fácil
Cache Messenger, la app que te permite enviar mensajes y fotos ocultas
YouTube para Android ahora permite emitir en directo a cualquier usuario
Microsoft Edge aterriza en las Tiendas de Google y Apple
Guía para eliminar tu cuenta de Gmail por completo: paso a paso
Google PixelBook
Google Pixelbook, así es la mejor laptop de Google