Averigua los datos privados que guardan las web sobre ti

Para muchos usuarios, la privacidad y sus datos privados es lo más importante a la hora de disfrutar de Internet en sus dispositivos. Desafortunadamente son muchas las empresas que quieren comercializar con estos datos privados. Muchos usuarios piensan que navegar por Internet es un acto despreocupado, sin darse cuenta que sus datos quedan expuestos.

Siempre que realizamos búsquedas mediante Google o navegamos por diferentes páginas web, nuestros datos se ven comprometidos. Puede que suene algo paranoico pero te sorprendería todos los datos privados que acumulan las web de hoy en día sobre nosotros. Y lo peor es que la recopilación de estos datos no siempre se hace con nuestro consentimiento, es más, en muchas ocasiones (por no decir la mayoría) estos datos se obtienen sin que te des cuenta de nada.

Muchos datos que obtienen estas páginas son privados y personales. Una información un tanto dedicada como para que no avisen a las personas. Por ese motivo, hay muchos servicios VPN que se encargan de ayudarnos. Salvaguardan nuestra privacidad de un modo bastante sencillo y práctico.

Nuestros datos privados en Internet

En la mayoría de las web que visitamos, estos portales acceden al lugar desde donde nos conectamos. Es decir, en muchas ocasiones acceden a nuestro hogar. Todo ello gracias a nuestra dirección IP. De hecho, mucho de los propietarios de estas web instalan secuencias de comandos de seguimiento. Si bien es cierto que esto puede ser un arma de doble filo, no siempre es para usos maliciosos. Muchas veces simplemente es para saber todo lo posible acerca de las personas que visitan su web y así poder ofrecer un contenido más personalizado dependiendo de las preferencias de cada uno.

espia internet

Con la dirección IP se puede saber la mayor parte de la información sobre las personas que visitan las páginas web. Las direcciones IP revelan incluyen el ISP, la ciudad donde vivimos y nuestras coordenadas. Por si fuera poco, la mayoría de estos sitios utilizan un script publicitario o analítico en cada página. Esto sirve para la recopilación de información como el tipo de navegador desde el que accedemos, el sistema operativo de nuestro equipo, la resolución de pantalla, o incluso la versión de Flash que disponemos. Para añadir más leña al fuego, si decides añadir tu cuenta de Google mientras navegas por Internet, las web podrán descubrir tu edad y sexo. Todo ello con tan solo los patrones de búsqueda que utilizas.

A todo lo anterior hay que añadir algunos datos más. Información como los datos privados a la hora de iniciar nuestra sesión. Datos como por ejemplo tu dirección postal, número de teléfono, o correo electrónico. Pero tranquilidad porque mucho de estos datos se pueden evitar compartir. No obstante, en muchas ocasiones es prácticamente obligatorio ceder nuestros datos. Un ejemplo claro es la hora de registrarnos en determinados servicios o plataformas. A la hora de inscribirnos hay que procurar ceder la menor cantidad de información posible. Para acabar, quiero hablar sobre las redes sociales (RRSS). Y es a través de nuestras cuentas en redes sociales, muchas web llegan a conocer mucho de nuestras amistades en dichas plataformas. Amigos, familiares, o simplemente usuarios con nuestros mismos gustos. Todo ello mediante las cookies. Estas permiten conocer tus gustos y preferencias especialmente a la hora de adquirir artículos en Internet.

Comentarios

comentarios

Related Posts

Empieza a usar Google Fotos: más archivos, mayor almacenamiento
Instagram eliminará falsos likes y seguidores
Paso a paso: cómo eliminar el historial de búsquedas en Facebook
Descubre aquí las mejores webs para ver películas online
Seguridad, estas aplicaciones pueden ayudarte
Modo confidencial en Gmail, cómo funciona