Usar el “modo incógnito” de Chrome probablemente no te protege en la oficina

nada

[dt_gap height=”10" /]

Trabajo en sistemas desde hace algo de una década. Por mi administración han pasado las redes de muchas empresas, y he aprendido un par de cosas acerca de la lógica de los usuarios.

En principio tenemos que sacarnos un mito de encima: nadie trabaja 9 horas continuas sin descansar ni un ratito. Todos necesitamos en la jornada laboral un rato para nosotros, para que la cabeza descanse y podamos prestarle atención a cosas que nos interesen y apasionen.

Bajo ese concepto, puedo confesarles que prácticamente cualquier usuario en una oficina usa la PC para navegar en páginas personales de forma ocasional (siempre y cuando el lugar donde trabaja le permita acceder a la red).

Revisar los e-mails, chequear los mensajes privados en algún portal social, leer sobre las últimas noticias, y dedicarle un rato a su sitio de entretenimiento favorito suelen ser las visitas más comunes que la gente hace desde la PC laboral, aun cuando saben que no está permitido.

Los navegadores como Chrome, Firefox e Internet Explorer soportan desde hace años una característica conocida como “modo incógnito” o “navegación privada” según el programa que usemos. En la mayoría de los casos las personas recurren a esta función para no dejar registros de las páginas web que visitan cuando están en la oficina. Pero ¿En verdad sirve?

Más o menos. No del todo.

Cuando navegamos normalmente en Internet nuestro explorador (como Chrome o Firefox) escribe datos en la máquina. Esta información contiene antecedentes de las páginas que visitamos, como por ejemplo el Historial de Internet. En la mayoría de los casos resulta inevitable que de forma adicional al historial los sitios web escriban unos pequeños archivos en nuestra PC conocidos como “cookies”. Mediante estos ficheros las páginas pueden recordar preferencias del usuario y actividades previas que la persona haya realizado en el sitio que está visitando, como por ejemplo datos ingresados en formularios y productos o secciones que eligió visitar. Gracias a las cookies la página sabe más acerca del visitante, y puede ofrecer una experiencia de uso más amena.

El modo de navegación privada es un tipo de instrucción que se le dá al navegador en la PC, para que este no utilice durante la sesión en curso (es decir, durante el tiempo que estamos usando Internet de esta forma) datos de formularios, contraseñas y archivos temporales previamente almacenados en el equipo. El período de navegación en incógnito no guarda información en el historial, por este motivo todo lo que hagamos con el explorador mientras estamos operando de esta forma se borra cuando cerramos la ventana, incluyendo las cookies que los sitios web guarden.

[d[dt_gap height=”10" /]p>

modoincognito

[dt_[dt_gap height=”10" /]

Pero esto es solo una parte de la historia. En las empresas suele haber en funcionamiento unos sistemas especiales que se encargan de darle a las PC la salida a Internet necesaria. Estos equipos se conocen como “proxy”, y pueden ser un hardware dedicado (o sea, un aparato que se encarga de esta funcionalidad) o un servidor que corre un software para atender todas las peticiones de navegación.

Cuando una PC de la oficina le pide al proxy visitar la página www.soytecno.com (por dar un ejemplo), el sistema puede registrar esta acción, conociendo el puesto y el usuario que solicitó visitar ese destino en Internet.

[dt_ga[dt_gap height=”10" /]div id="attachment_41869" style="width: 660px" class="wp-caption aligncenter">proxy

Un diagrama básico de una red donde un Proxy le da salida a Internet a las máquinas de la red.

[dt_gap [dt_gap height=”10" /]No es una reglamentación de todas las empresas conservar un registro de las actividades de red de los usuarios, pero muchas si lo hacen, esto varía de lugar en lugar.

Por más que nosotros eliminemos de nuestra PC todos los archivos temporales, registros de historial y nos fiemos de utilizar el modo de navegación privada, el proxy de la red puede estar dejando un registro de la actividad de nuestra máquina.

¿Esto quiere decir que mi empleador puede haber visto mi usuario y clave de Gmail?

No. No tan rápido. Cuando visitás sitios web que requieran un usuario y clave, como Gmail, Facebook, Hotmail y tantos otros, vas a poder observar que en la barra de direcciones figura https://. No es algo que muchas personas noten pero por lo general la sigla es http y no tiene esa S final. La S significa “seguro” y quiere decir que la página que estás visitando abrió un canal de comunicación confidencial entre tu máquina y el sitio.

Toda la información traficada entre una página segura y tu PC está codificada. Es por este motivo que los registros del proxy de tu oficina pueden mostrar que visitaste Gmail pero no pueden mostrar ni tu usuario/contraseña ni el contenido de tus e-mails.

Entonces, para que quede claro:

  • El modo incógnito sólo evita que el navegador deje archivos con datos de tu uso de Internet en la PC que estás usando.
  • Independientemente de lo que tu PC deje registrado toda la información traficada entre tu máquina e Internet está pasando por el proxy de la empresa, y este puede (o no) estar registrando las páginas que visitas.
  • Los sitios seguros (identificados por https://) codifican los datos que intercambiás con el sitio, como usuario y clave, para que ningún proxy pueda leer su contenido.

PD: Si tu jefe ya te atrapó navegando en la sección de espectáculos no intentes negarlo, las computadoras no mienten 😉

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

Cómo instalar en Chrome las mejores apps de Android
Borra archivos multimedia únicamente de WhatsApp en tu Android
Guía para eliminar tu cuenta de Gmail por completo: paso a paso
Este es el truco de Facebook para encontrar Wi-Fi gratis
Facebook consejos
Así es como Facebook silenciará a tus amigos insufribles
WhatsApp sufre fallas en el servicio debido al huracán María