Haz lugar Uber: llega Cabify a la Argentina

nada

Es un poco bizarro que nos sorprenda ver que una empresa privada promete apegarse a la ley de un país. ¿No deberían hacerlo todas? Este parece ser el caso con Cabify, la famosa compañía española que pretende competir con Uber y que empezaría a operar en Argentina el mes próximo.

Cabify es en líneas generales un servicio muy similar a Uber. Ofrece un aplicativo desde donde contratar un coche (entre una variedad de tipos de autos disponibles), nos cobra de forma electrónica sin necesidad de intercambiar dinero con el conductor, y calcula el valor final del viaje con antelación a este.

Ricardo Weder, CEO de Cabify Latinoamérica remarcó las posibilidades comerciales que la empresa ve en nuestro país.

 

“La llegada de nuevas tecnologías y modelos de negocios emprendedores que rompen los esquemas habituales, representan una mejora imprescindible para la sociedad en cualquier país. En Cabify consideramos que Argentina cuenta con las condiciones adecuadas para representar un mercado estratégico para Cabify en el corto plazo, ya que posee un alto potencial económico y áreas de oportunidad en temas de movilidad”

 

Pero pese a las grandes similitudes entre ambos servicios, son las “pequeñas diferencias” las que inclinan la balanza a favor de Cabify, que parece tener la delantera frente a Uber.

La compañía española está actualmente conversando con el gobierno nacional para entender la “forma adecuada de operación en el país”. Su servicio, a diferencia de Uber, incluye a los taxistas como parte del ecosistema digital por el cual un usuario contrata un coche. Es decir: cuando entramos a la app de Cabify podemos elegir un auto de la compañía o un taxi regular que también se haya suscripto para brindar servicio dentro de la plataforma.

A esto se le suma una tarifa más conveniente. Cabify tiene una tarifa por kilómetro al igual que Uber, pero en el caso de Uber se nos cobra un costo adicional por minuto, y este incremento puede encarecer muchísimo el viaje si nuestro recorrido se ve afectado por demoras propias del tránsito, algo que no nos preocupa con Cabify, que no cobra cargos de tiempo.

Cabify también nos cotiza el viaje, pero a diferencia de Uber este número no es un estimativo: sabemos cuánto costará el servicio antes de subir al coche. Adicionalmente es posible reservar un auto para un determinado horario, distinto a la modalidad de la empresa norteamericana que asigna el primero disponible y no permite programar el coche.

¿Tendrá éxito Cabify o se repetirán los conflictos que llamaron la atención con Uber? El tiempo determinará el futuro del gigante español en nuestro país. Por ahora la compañía desea comenzar a operar durante el mes de mayo, siendo Buenos Aires y Córdoba sus regiones iniciales.

 

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

Microsoft Edge aterriza en las Tiendas de Google y Apple
Uber Game
Aprende a manejar un Uber, gracias a este juego
¿Cuáles son los teléfonos que mejor resisten al agua?
Cómo hacer para que tu smartphone tenga carga inalámbrica
¿Por qué tu smartphone funciona lento?
Las 4 mejores aplicaciones para gestionar nuestras notas