Basta de consumos extra: controlá el uso de datos en tu smartphone

nada

[dt_gap height=”10" /]

“Ya alcanzaste tus megas de hoy y se reducirá tu velocidad de navegación. Responde SI y vuelve a tener mas velocidad por otros 15 MB”

¿Qué? ¿Y cuando me gasté esos datos? Si me acabo de levantar.

Si alguna vez te pasó esto: no estás solo/a. Todos los que tenemos smartphones somos parte del nuevo modelo de venta de Internet móvil, que de acuerdo al plan contratado nos limita la cantidad de megabytes diarios o mensuales que podemos transferir.

Más allá de que tan bien o mal nos hayan explicado las condiciones de servicio al momento del contrato, el problema radica en la imposibilidad del usuario de entender como es que gastó toda la bolsa de datos móviles que disponía, en un período menor al necesario.

Hoy voy a intentar ayudarte a entender y controlar esto, para que evites cargos extras y de haber irregularidades sepas como defenderte y reportarlas.

 [d[dt_gap height=”10" /]span>

Como usan las Apps nuestra conexión 

Lo primero que tenés que aprender es como funciona el smartphone. Es lo básico para poder empezar a controlar el consumo.

Las Apps que instalamos en nuestros teléfonos, como Facebook, Twitter, Instagram y WhatsApp entre miles de otras, utilizan Internet. Casi siempre o en la gran mayoría de los casos. Si tenemos una conexión WiFi en nuestro hogar o en la oficina el teléfono siempre priorizará el uso de la red Wireless, de forma que nuestros datos de red 3G o 4G no se agoten.

Ahora, cuando ya no estamos en una conexión WiFi las Apps utilizan red de datos del proveedor que tengamos. Mientras mayor contenido transfiera la aplicación más rápido se gasta nuestro límite. Apps como WhatsApp no consumen casi nada, ya que todo el tráfico es puro texto de mensajitos (que pesan muy poco y rara vez alcanzan la categoría de megabytes). Ahora, aplicaciones como Facebook e Instagram sí consumen gran cantidad de megas, porque tienen que bajar fotos y videos de Internet, lo que es nocivo para el tráfico si contamos con un límite pequeño.

Para hacer un poquito más complicada la cosa tenés que saber que las Apps tienen la capacidad de utilizar Internet en segundo plano. Esto significa que por ejemplo Facebook o Google Play pueden consumir Internet aún cuando tenés el teléfono “dormido” en el bolsillo. ¿Por qué se permite esto? Porque los programas del smartphone utilizan la conexión para mantener actualizada la información y poder brindarte notificaciones. Para citar un ejemplo más simple: WhatsApp es una App que todos tenemos. Cuando alguien te manda un mensaje la aplicación te hace sonar el smartphone. Esto es posible gracias a que WhatsApp se mantiene en permanente conexión cuando el móvil está en reposo.

[dt_[dt_gap height=”10" /]span>

¿Cómo controlamos el uso de datos? 

Todas las plataformas en los smartphones permiten controlar que aplicaciones pueden utilizar datos de la red móvil. Android, iOS y Windows Phone traen incluidas las herramientas necesarias, sin que tengamos que descargar nada.

A su vez también podemos hacer que el mismo sistema interrumpa el tráfico de Internet si el límite de nuestro proveedor es alcanzado (en Android y Windows Phone).

 [dt_ga[dt_gap height=”10" /]>

Para Android:

Vamos a AJUSTES > Uso de Datos

Dentro de esta pantalla veremos un gráfico que nos permite tildar una opción para limitar los datos. Si activamos dicha casilla dispondremos en la grilla de dos líneas de color. Al moverlas con nuestros dedos estableceremos cual es el límite que el teléfono no debe superar de consumo total por período así como una segunda raya que marca cuándo el sistema nos debe alertar que estamos cerca del límite en cuestión. Por ejemplo: si nuestro límite son 15 megas diarios podemos poner la línea roja en 15 y la naranja en 12. De esta forma Android nos alertará cuando estemos próximos a completar el consumo incluido en nuestro abono.

Debajo del gráfico veremos la lista de las aplicaciones que han hecho uso de la conexión a Internet del teléfono. Entender esto es muy importante ya que aquí podremos visualizar cual es el programa que está agotando más rápido nuestro abono de Internet móvil. Idealmente estos consumos deberían tener coherencia con la realidad de qué tanto utilizamos dicha App cuando no tenemos WiFi.

Si tocamos sobre una App de la lista el sistema nos mostrará más información del consumo que hizo la misma y dispondremos de un botón que al tildarlo restringe el uso en segundo plano de los datos.

[dt_gap [dt_gap height=”10" /]style="text-align: justify;">1423245970_966880_1423246144_sumario_normal

[dt_gap he[dt_gap height=”10" /]/p>

Para iOS: 

En los iPhone vamos a AJUSTES > Datos móviles

Picture-013En esta pantalla veremos dos datos significativos: las horas y minutos consumidos en llamadas telefónicas y más abajo los megabytes o gigabytes consumidos en datos móviles.

Si seguimos mirando que hay debajo veremos una lista con todas las aplicaciones que tenemos instaladas. Debajo del nombre de cada App figura en letras pequeñas los KB o MB que hayan gastado. A la derecha de cada nombre hay un selector que permite apagar o encender el uso de datos para la aplicación en cuestión. Si un programa está consumiendo datos y no queremos que lo haga sólo debemos cerrar el deslizador y listo, no más conexión de Internet (en WiFi nos seguirá funcionando normalmente).

Lamentablemente iOS aún no dispone de una forma nativa de restringir la cantidad de megas o gigas a transferir por período.

[dt_gap heig[dt_gap height=”10" /]e="text-align: justify;"> [dt_gap height[dt_gap height=”10" /]5 style="text-align: justify;">Para Windows Phone: 

En Windows Phone 8 y superior disponemos de una función llamada Sensor de Datos. Si vamos a la lista de aplicaciones y lo abrimos podremos establecer controles personalizados. Lo que hacemos es pulsar la opción Establecer Límite, y debajo seleccionamos el tipo de límite que aplicaremos. Según el plan de datos contratado variará la opción que debamos elegir. Si nuestro plan nos da una bolsa de megas o gigas diarios y podemos consumirlo como queramos pero sin excederlos seleccionaremos la opción BONO DE DATOS. En cambio si nuestro límite es mensual y no deseamos superarlo seleccionaremos MENSUAL. Una vez elegido el tipo de limitación indicaremos los megas o gigas que el smartphone permitirá se consuman de la conexión móvil. Una vez más los datos traficados por red WiFi no cuentan para estas configuraciones.

El Sensor de Datos de Windows Phone también permite establecer un control de la transferencia de Internet que realizan las Apps en segundo plano. Podemos hacer esto yendo a Sensor de Datos > Configuración > y activando la opción Restringir los datos en segundo plano. Se puede elegir entre mantener esta opción siempre activa o que Windows la habilite sólo cuando nos acerquemos al consumo máximo de nuestro plan.

[dt_gap height=[dt_gap height=”10" /]ext-align: justify;">Data_Sense_GDR3_2

[dt_gap height=”[dt_gap height=”10" /]style="text-align: justify;">La navegación puede reducirse

Tanto en Android como Windows Phone podemos comprimir la información que transmiten los navegadores de Internet que cada plataforma incluye de fábrica. ¿Cómo funciona esto? Digamos que cargar una página como soytecno.com consume 3 megas de datos. Cuando el navegador activa un modo de consumo reducido lo que hace es pedirle a un servidor de Internet que cargue la página, la comprima, y el Smartphone se encargará de descomprimirla para presentársela en pantalla al usuario, de esta forma abrir el sitio podría por ejemplo consumir solo 1.5 megas, la mitad de lo normal. Todo esto se realiza en milésimas de segundos y no requiere que hagamos nada en particular más que disfrutar el contenido web.

De manera predeterminada estas opciones vienen apagadas, ya que al usarlas estamos aceptando que la información transmitida viaje mediante un intermediario, y por motivos de privacidad las empresas fabricantes quieren asegurarse que entiendas como funciona todo.

En Windows Phone vamos a Sensor de Datos > Configuración > Ahorro de datos del navegador y allí podremos no solo habilitar la función sino que también elegir el nivel de compresión y la automatización de la herramienta.

En Android abrimos Chrome y vamos a Configuración > Configuración avanzada > Reducir datos

[dt_gap height=”10[dt_gap height=”10" /]align: justify;"> reducir-datos-chrome-1

 [dt_gap height=”10[dt_gap height=”10" /]h3 style="text-align: justify;">La batería se beneficiará

Cuando el usuario empieza a entender como trabajan las aplicaciones se hace evidente la necesidad de controlar el uso de la Internet móvil de los equipos. Más aplicaciones implican más datos transferidos, más consumo de CPU y por ende: menos batería.

Al borrar programas que no utilicemos así como quitarles la posibilidad de conectarse a la red móvil estaremos colaborando en la restitución de algunos de esos preciados minutos de batería que todos los teléfonos agotan tan rápidamente.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

Android Auto
Utiliza tu Android mientras manejas sin tener que tocarlo
Aprende a bloquear el contenido para adultos en los dispositivos de los niños
android
5 juegos de Android inspirados en tus películas favoritas
Te traemos las 5 mejores apps para que te disfraces en este Halloween
instagram stories
Subir fotos a Instagram desde tu PC nunca fue tan fácil
WhatsApp Android
Aprende a migrar chats de WhatsApp al cambiar de móvil