¿Sos adicto al celular? 10 claves que te permitirán descubrirlo

nada

[dt_gap height=”10" /]

Seguramente estés pensando que no es tu caso- y de hecho tal vez no lo sea- pero sin duda el uso del celular está generando cambios en la interacción humana. Desde las relaciones amorosas hasta las laborales, sin dejar de lado el día a día. En todo está involucrado nuestro celular. Hacé el ejercicio mental de imaginar en cuántos momentos o situaciones del día no lo incluís. ¿Qué pasa cuando salís apurado y te olvidás el móvil en casa o te quedás sin señal? Está bien, podrás decir que lo usás para trabajar o para saber dónde están los chicos. Pero imaginate con toda tu familia arriba del auto, disfrutando de un fin de semana en algún destino de relax. ¿Lo seguís necesitando? Probablemente la respuesta sea ¡siiiii, por favoooooor!

Aunque parezca exagerado, numerosos investigadores están incluyendo a los celulares dentro del grupo de adicciones. Lo canalizan como un uso compulsivo y repetitivo del móvil, que en muchos momentos no tiene sentido. Estar lejos de tu celular te genera estrés.  De hecho ya se habla de “nomofobia” una palabra que surge de la frase en inglés “no mobile phobia” (fobia a estar sin móvil) y se refiere a la sensación de angustia, ansiedad o miedo que se experimenta cuando se dan situaciones como la pérdida del celular, la batería agotada o la falta de señal. 

[d[dt_gap height=”10" /]span>

Nomofobia

Nadie niega las ventajas y disfrutes que nos proporciona nuestro amigo smartphone. Seamos sinceros mientras lees esta nota no estás pensando en dejarlo, pero si puede resultar útil tener en cuenta algunos signos que podrían ayudarnos a no pasarnos de la raya.

[dt_[dt_gap height=”10" /]

¿Ser o no ser? He aquí la cuestión

[dt_ga[dt_gap height=”10" /]p>Si te sentís identificado con alguno- o varios- de estos hábitos, podrías replanteártelos. ¡No vale hacer trampa!

  • Te dormís y despertás con el celular. Lo revisás desde la cama, por lo tanto es lo último y lo primero que ves cada día, incluso antes de levantarte e ir al baño. Como si eso fuera poco, lo dejás prendido cerca de la almohada en lugar de descansar.

  • La gente siente que está hablando con una pared. Cuando estás con otras personas descuidás la interacción cara a cara. ¡Helloooo! Es muy molesto hablar con alguien que no te registra por estar pendiente del celular.

  • Tenés la necesidad de chequear constantemente cada mensaje, alerta o sonido que genera el móvil aunque sepas que no es nada importante. 
  • Esperás encontrarte con muchos semáforos en rojo a lo largo de tu trayecto para comentar cada publicación en las redes sociales.
  • Te volvés un stalker.  Dícese de la persona que vigila o espía a sol y sombra a su presa, sobre todo utilizando las redes sociales.No es necesario que sepás qué hacen todos en todo momento. ¡Relajate! 
  • Elegís tu ropa pensando en la que tiene los mejores bolsillos para llevar cómodamente tu teléfono. No vaya a ser que se te complique interactuar con él. 
  • Ves fotos o videos con el teléfono mientras el momento de verdad está enfrente tuyo. ¡Atención, te estás perdiendo lo mejor!
  • Enviás mensajes a personas que están en el mismo lugar que vos. En lugar de comunicarte con palabras utilizás el smartphone, aunque a la persona esté enfrente tuyo. 
  • Expresás tus sentimientos solo a través del celular. Un doble muy canchero se apodera de vos en el chat y cuando ves a esa persona cara a cara te morís de vergüenza, sin hacerte cargo de todo lo que le dijiste.
  • Te volvés loco cuando no te contestan. Es bueno que sepas que para algunas personas el celular es algo secundario. Dales tiempo y no los atosigues reclamando una respuesta.

[dt_gap [dt_gap height=”10" /]Nomofobia1

[dt_gap he[dt_gap height=”10" /]yle="text-align: justify;">Que te sientas identificado con lo que mencionamos anteriormente no quiere decir que seas adicto al celular, pero sería importante que revisaras algunos hábitos en pro de tu bienestar y el de tus relaciones. Ahora si a esto se le suma estrés, irritabilidad, cansancio, trastornos del sueño o alteraciones emocionales, sería importante que consideres la alternativa de pedir ayuda. Dependiendo de la complejidad del caso, compartirlo con tu círculo de confianza o hacer una consulta con profesionales puede aliviar tu malestar. Existen organizaciones que tratan el tema, tal es el caso del Centro de Estudios Especializados en Trastorno de Ansiedad.

Comentarios

comentarios

Related Posts

Android Auto
Utiliza tu Android mientras manejas sin tener que tocarlo
Aprende a bloquear el contenido para adultos en los dispositivos de los niños
android
5 juegos de Android inspirados en tus películas favoritas
Te traemos las 5 mejores apps para que te disfraces en este Halloween
YouTube para Android ahora permite emitir en directo a cualquier usuario
Android escáner
Escanea tus documentos en tu celular Android