Redes 4G: cómo saber si tu smartphone las soporta

nada

Desde el surgimiento de los smartphones existe una necesidad de mejorar cada vez más las velocidades de acceso a Internet móvil. Sin una buena experiencia de uso de las redes el ecosistema de aplicaciones y servicios que utilizamos día a día queda limitado a la disponibilidad de WiFi, por lo que el desarrollo de tecnologías que aceleren la transferencia en conexiones móviles es imperioso.

Las redes 4G/LTE proveen una solución real a las limitaciones que la antigua 3G tiene para el acceso a contenido multimedia de gran tamaño. Para ponerlo en números pensemos que las conexiones 3G tienen un límite de 21 megabits por segundo, cuando las 4G escalan a 100 megabits en los mejores casos.

 

¿Cómo sé si mi smartphone soporta redes 4G?

Muchos de los teléfonos inteligentes que se comercializan hoy día cuentan con soporte para redes LTE. Hay distintas formas de saber si nuestro equipo es compatible. Uno de los métodos más simples es verificar si el sistema operativo cuenta con la opción de elegir este tipo de conexión. 

Vamos a Configuración > Más… > Redes móviles > Tipo de Red preferido


android_seleccionar_redes

De acuerdo al modelo y marca de smartphone Android estas opciones podrían ser ligeramente diferentes (en los Samsung por ejemplo es Configuración > Más redes > Redes móviles). Al ingresar al tipo de red preferido veremos tres selectores: 2G, 3G y 4G. Si el celular es compatible con redes LTE podríamos seleccionarla desde este menú (el teléfono mostrará la opción pese a que el proveedor no soporte 4G en nuestra área de residencia).

En Windows Phone: 

Vamos a Configuración > Red Móvil > Velocidad de conexión máxima

windowsphone_redes 

En iPhone: 

Vamos a Ajustes > Datos Celulares > Voz y Datos

iphoneseleccionarred

¿En qué me va a beneficiar tener 4G?

En que todo lo que hagas con el smartphone que dependa de Internet va a responder muchísimo más rápido. Abrir una página, conectar una red social, subir una foto, actualizar twitter, ver un video de YouTube, pasarle un audio o video a alguien por WhatsApp, todas esas cosas y más responden de forma instantánea a los ojos del usuario que experimenta redes LTE por primera vez.

Por lo general quienes solo utilizan funciones básicas del smartphone, como conversar por WhatsApp o mandar e-mails no van a notar una gran diferencia, pero también tenés que recordar que las redes de cuarta generación son nuevas y donde haya cobertura para esta tecnología la conexión será mucho más fiable (esto es una muy buena noticia para quienes sufrían en las constantes desconexiones de aplicaciones, como ese “conectando…” que muchos programas muestran cuando no tienen red disponible).

¿Qué cosas no soluciona?

La 4G no va a mejorar la cobertura de las llamadas telefónicas ni el envío de mensajes de texto. Estas dos tecnologías dependen aún de la red GSM. No se transmite voz (aún) por redes LTE en nuestro país. Tampoco vas a notar que el equipo responda más rápido. Si tu smartphone tiene poca memoria y las aplicaciones suelen abrir lentamente tener una conexión 4G no solucionará el problema.

¿Tengo que cambiar mi chip?

Depende del proveedor de servicios que tengas. Consultá en el centro de atención al cliente más cercano a tu domicilio o llamando al número de autogestión si tenés que reemplazar la sim card para poder acceder a la conexión LTE. También aprovechá para preguntar si tu plan es apto para 4G.

Hablando de eso. ¿Me tienen que cambiar el plan?

Esto varía de acuerdo al operador de telefonía que hayas contratado. Tené en cuenta lo siguiente: si tenés un plan que incluye acceso a Internet lo más probable es que puedas conectarte a la 4G sin que te cobren de más, pero lo que muchos usuarios no recuerdan es que las nuevas tecnologías LTE propician que consumamos más cantidad de megas en menos tiempo, entonces si el contrato estipula una determinada cantidad de megas o gigas estos pueden agotarse rápidamente. Por ejemplo, no es extraño que en redes 3G consumas unos 500 MB mensuales pero que al pasar a la 4G gastes más de 1GB en el mismo período de tiempo.

Otras consideraciones…

  • La batería se agota más rápido cuando usamos 4G. Si tu equipo tiene poca autonomía tal vez debas limitar el uso de estas conexiones y activarlas sólo cuando sea necesario.
  • No todas las áreas cuentan con cobertura LTE. Consultá con tu operador local la disponibilidad de la conexión.

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

Aprende a navegar de forma anónima y protege tus datos en internet
¿Está tu marca de celular entre los 10 más vendidos?
Google Maps
Borrar historial de búsquedas y ubicaciones en Google Maps
Trucos para hacer que tu computadora sea más rápida
datos móviles en tu celular
Aprende a controlar y limitar tus datos móviles
Aprende a desactivar la descarga automática de todo tipo de archivos en WhatsApp